sábado, 20 de octubre de 2007

De fábula



Pedro era un muchacho travieso de esos que tienen pecas en la nariz y chapetas coloradas. Le gustaba pasar el verano en la casa de sus abuelos, un enorme cortijo rodeado de tierras y olivos. Como todas las mañanas, mientras su abuelo se afanaba en las tareas del huerto, Pedro salía de caza con la escopeta de cartuchos por los alrededores del río, su gran sueño era llegar a ser un gran cazador como su padre y su abuelo, si aprendía a disparar y afinaba la puntería, llegaría el gran día en que podría ir de cacería con ellos.


Aquella mañana Pedro estaba muy contento, llevaba la saca cargada de conejos, muchos más de los que podría comer e imaginaba con una gran sonrisa la cara de su abuelo cuando le enseñara las piezas. Mientras los contaba orgulloso a la sombra de un manzano, escuchó el canto de una golondrina en las ramas, se puso en pie, cargó la escopeta, apuntó .... ¡y disparó!. Pero esta vez no acertó y una de las ramas cayó del árbol propinándole un fuerte golpe en la cabeza.


Mientras se rascaba el chichón apoyado en el tronco, vio acercarse al gran Handú rugiendo a tan solo un metro de distancia de su nariz, echó mano a la escopeta pero antes de que pudiera cogerla, el gran Handú soltó un fuerte rugido y le dijo:


- No tengas miedo, mis colmillos son grandes y mis garras poderosas, pero no he venido a comerte, he venido a hacer un viaje juntos, si no subes a mi lomo, entonces ...... ¡ si te comeré!.


Como Pedro no tenía alternativa subió al lomo del gran Handú y emprendieron un sorprendente viaje surcando el cielo. El lugar elegido fue Asia :


- Agáchate ó huirán. Observa con atención , estamos en la selva, aquí hay muchos árboles y entre ellos viven los gorilas. Aquel grandote de allí, es espalda plateada, el jefe. Todos forman una familia y los enanos que enredan entre las ramas son sus hijos.
- ¿Que le pasa a ese pequeñajo de allí? ¿está llorando?. Preguntó Pedro
- Ayer unos cazadores furtivos asaltaron su campamento, varios gorilas adultos fueron cazados, entre ellos su madre, de la que utilizaran su piel para el mercado negro y sus manos como ceniceros para los turistas.

Y Handú y Pedro reanudaron el viaje, parando esta vez en Australia.:

- Oyes esa melodía, es el canto de la ballena jorobada, habita en estas aguas. Hace cien años había miles de ejemplares surcando el océano, pero el hombre inició su caza indiscriminada. En primer lugar capturaban a la cría en sus redes a sabiendas que su madre no la abandonaría y cuando la madre asomaba la cabeza para respirar miles de arpones se lanzaban sobre ella, todo esto para conseguir su carne, aceite y grasa, de gran valor para la industria. En la actualidad tan solo quedan doscientas de su especie.


Pedro notó como una lágrima caía resbalando entre sus pecas, se montó a lomos de Handú y le pidió que le llevara a casa. Pero Handú le dijo que antes, harían otra parada en África:


- Ves aquellos elefantes, pueden llegar a medir ocho metros de longitud y pesar seis mil kilos y al igual que tú, las ballenas y los gorilas, también forman una familia. Pero también están en peligro por culpa de los cazadores furtivos. Sus enormes cuernos son un gran trofeo muy valioso para el hombre, al igual que para ti los conejos y las golondrinas.

- ¡ No es lo mismo¡
- ¿ Porque no? Todos somos seres vivos incluso las plantas.
- ¿Y tú, acaso no matas a otros más débiles? ¡Tú no puedes regañarme, también eres un cazador!Yo algún día seré fuerte y poderoso como tú, mi padre y mi abuelo.
- La relación más fuerte que une a los seres vivos es la necesidad de alimentarse. Las plantas producen su propio alimento, los herbívoros comen de ellas y los carnívoros de los herbívoros, cerrándose así, la gran cadena Alimenticia. Todos los animales dependemos de ella manteniendo el ecosistema y el ciclo vital, para lo que no estamos preparados es para sobrevivir a la maldad del hombre. Hay cientos de especies en peligro, como el lince, el oso pardo ó el lobo, pero a pesar de los esfuerzos de algunos humanos por salvarles terminarán extinguiéndose.
- ¿ Porque me cuentas todo esto?
- Quizás sea una cuestión personal pequeño. Mírame con mucha atención, podrás encontrar otros tigres, pero a mí, el Rey Tigre de Bali ó uno de los míos, no podrás vernos, nunca jamás, porque dejamos de existir el veintisiete de Septiembre de mil novecientos treinta y siete. Vivíamos en la ciudad de Bali hasta que el hombre se propuso cazarnos hasta terminar con nuestra existencia y lo consiguieron. Para nosotros ya es tarde, pero quizás aún estemos a tiempo de salvar a los demás.


Una gota de lluvia cayó en la narizota de Pedro, despertó y miró a su alrededor, todo seguía igual , no quedaba rastro de Handú, ni de aquel viaje. Echó a correr a los brazos de su abuela para que le curara con una enorme taza de chocolate caliente cuando cayó en la cuenta de que se había olvidado su escopeta bajo el manzano, pero nunca volvió a por ella.





Colorin colorado......... este cuento, se ha acabado y que nuestras conciencias hallen la moraleja.

8 comentarios:

Veïna dijo...

Indy!!!

Precioso mensaje ... voy a imprimirlo para que mi hermanita lo lea en el cole ... cada 15 días tienen que leer un texto de libre elección en voz alta, así que si me lo permites el tuyo será el próximo.

Petonets

Cruela dijo...

No lo entiendo Veina, por qué no lee uno de mis cuentos jajajajajajaj

Muy bueno como siempre
estoy contenta que sigas allí
Besos

Estrella dijo...

Precioso relato, sobre todo por la enseñanza que encierra.

Un beso. Me alegro mucho de que volvieras.

Luis dijo...

Bueno...

Veo que vuelves con la vena ecologista, menos mal que ati no te pillará el Handú.

Coco dijo...

Estoy con Cru jajajjajaja Veina porque no le das a leer uno de los cuentos de Cru jajajajjajajaja

Indya precioso como siempre, tu hijo será un niño lleno de valores que su maravillosa madre le ha inculcado toda la vida.. genial.

Besooooos

Veïna dijo...

Pero chicas!!! que mi hermanita va a un colegio de curas y si empieza a leer un relato de Cruela, no la dejaran acabar porqué son muy largos, ajjajajaajajaaja

Petonets

Dina dijo...

Indyaaaaaaaaaaaaaaaaa, te lo puedes creer ??? Acabo de descubrir tu nuevo blog ahora mismo !!!!
Ultimamente he estado viajando y cuando he pasado por las casas, pasaba rápido, a veces de puntillas, y no me daba tiempo de leer mucho !!
No sabes la alegría que me ha dado verte, saber que estás akí de nuevo y supongo que mejor de ánimos. Niñaaaaaaaa, que bonito post, sigo diciendo, y siempre lo diré que de mayor quiero escribir como tú !!!!!

Malena dijo...

Precioso cuento, Indya. Lleno de lecciones para el que quiera recogerlas.

Sigues igual que siempre, encantando con tus letras.

Un beso muy grande.